Sentido del humor y salud

Es un hecho comprobado que los estados de ánimo influyen de manera muy positiva en la salud de las personas, aún en aquellas que se encuentran en estados terminales.

El sentido del humor es la capacidad de estimular el sentido de la gracia en aquellos que nos rodean. Hay diferentes formas de causar gracia, convirtiendo acciones o hechos que habitualmente carecen de sentido humorístico, asociándolas con otras acciones que alguna vez han despertado risa.

Así es que podemos asociar una acción con otra; esta ultima con un sentido poco usual o raro, incluso con acciones que a menudo no se dan porque si. La comparación del suceso con la nueva acción, permite comparar a seres humanos con animales, o viceversa, comparar personas de una posición social alta con una menos desafortunada, y así sucesivamente.

Un ejemplo: "Tenia tanta hambre que comí tanto, pero tanto, que me inflé como una pelota, y casi reventé" "Hay personas que tienen la educación de un perro comiendo su propio vómito..." "Me hallaba tan desesperadamente alegre, que faltaba que me salieran chispas y cohetes por las orejas!" "Estaba muy triste por la muerte de mi amigo, pero aún así, no me gustaría ver a un muerto salir de su tumba!"

No creo que el humor pueda modificar nada, pero es ese pequeño granito de arena que uno puede aportar para cambiar las cosas.

Una de las condiciones básicas del humor, es que en todo mensaje humorístico existe un doble o múltiple plano de significación. La risa como señal sonora, nos indica la distancia a la que nuestra mente ha quedado de una actitud o un comportamiento convencional, ritualizado y ridiculizado en una situación graciosa.

Está demostrado que a mayor coeficiente intelectual, más fácil es que cualquier pequeña variante de lo convencional, no provoque a risa. En conclusión: Sonría, podrían darse cuenta que usted no es demasiado inteligente...